Hace varios meses contactó un cliente para consultarnos acerca de materiales porcelánicos y sintonizamos muy bien desde el primer momento. Después de aquel primer contacto, se sucedieron muchos otros, en los cueles nos contó su proyecto, sus dudas e hicimos lo que estaba en nuestra mano para colaborar.

En un breve espacio de tiempo formábamos parte de su proyecto y nos fuimos a visitarle a obra con el coche cargado de muestras, algo que él agradeció sinceramente desde que nos vió llegar. Fue un viaje muy gratificante y un cliente muy especial en el trato cercano.

La casa es enorme y cuando llegamos estaban terminando de tabicar, teníamos poco tiempo y había que eligir en ese mismo viaje todos los materiales en aquella reunión entre propietario, arquitecto, interiorista y nosotros.

Una vez se tomaron las decisiones rápidamente a gestionar con fábricas para estar en fecha y no retrasar la obra, incluso desde el coche en el viaje de vuelta estábamos en ello.

STATUARIO 120×120 y WACOM FOREST 240×120 fueron los principales elegidos.

En una semana frenética le pusimos todos los recubrimientos cerámicos del primer pedido en la obra, y en un segundo pedido posterior terminamos de servir todo.

El esfuerzo y la dedicación merecieron la pena y salta a la vista viendo el resultado en las fotografías que nos cedió amablemente.

Enhorabuena por la casa y felicidades por el resultado!!!